was successfully added to your cart.

El Manual del buen uso de una autocaravana

Por 19 mayo, 2017 General

Desde Karavan te damos algunos consejos y recomendaciones así como información sobre el uso de las autocaravanas.

Antes de montarte y de disfrutar conduciendo tu autocaravana, debes conocer varios aspectos que le serán muy recomendables y que le ayudarán sin duda a gozar de esta experiencia.

Uno de los aspectos más importantes y que debemos conocer de manera obligada es el reglamento de circulación en cuanto al tema de la velocidad.

En autopista y en autovías, la velocidad máxima permitida para estos vehículos es de 100 kilómetros por hora. En carreteras convencionales este límite de velocidad queda reducido hasta los 90 kilómetros por hora.

En el resto de vías fuera del casco urbano la velocidad permitida para estos vehículos no podrá superar los 80 kilómetros por hora. Cuando hablamos de vías urbanas, la velocidad permitida es la misma que para el resto de los vehículos, es decir, la velocidad quedará limitada hasta los 50 K/h.

A continuación os daremos unas cuantas recomendaciones para llevar a cabo un buen comportamiento en su autocaravana.

  • Es importante planificar el viaje antes de salir como los lugares para pernoctar los sitios de vaciado y llenado de agua.
  • Es imprescindible el respetar las normas de circulación. Y también la naturaleza.
  • Deberemos estacionar nuestra autocaravana sin obstaculizar el tráfico.
  • Dar prioridad al comercio local.
  • Deberemos seguir las normas de buena vecindad.
  • El evitar agrupamiento en la carretera será una recomendación esencial.
  • Evacuar las aguas grises y negras en los lugares habilitados para ello.
  • Pernoctar en los espacios puestos a disposición para esta actividad.

Uno de los aspectos que deberemos tener también en cuenta es la diferencia importante entre estacionar o acampar. Se considera que una autocaravana está estacionada cuando:

  • Contacta con el suelo sólo con sus ruedas, salvo en pendiente que se pueden utilizar calzos.
  • No ocupa más espacio que el de la autocaravana cerrada, es decir, sin abrir ventanas o poner sillas, mesas, toldos y otros utensilios.

En España no existe una normativa específica sobre estacionamiento, que toda persona que conduzca una autocaravana debe conocer, aunque si existe la Directiva Europea 2001/116/CE, es conveniente conocer esta normativa.