Ruta por tierras manchegas

Por 27 junio, 2017Rutas turísticas

Desde Karavan recomendamos la realización de una ruta en autocaravana por tierras Manchegas. A continuación, vamos a detallar  esta ruta, todos los lugares a visitar y las diferentes zonas habilitadas para estacionar la caravana.

Nuestro itinerario comienza en Toledo, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad. En esta ciudad, cuenta con una infinidad de edificios históricos y lugares espectaculares que visitar en esta ciudad. Una de las cosas que no nos podemos perder son las vistas increíbles que se pueden observar desde el mirador del Valle. Las vistas desde este lugar son increíbles. Posteriormente continuaremos nuestro camino hacia Nambroca y una vez pasado este municipio, podremos visitar el castillo de Alminocid de Toledo y las ruinas del castillo de Peñas Negras en Mora, se llega a Tembleque, la villa que enamoró a la Reina Juana I de Castilla, que posee una de las plazas mayores más espectaculares de toda La Mancha.

Ya en Ciudad Real, visitaremos el Campo de Criptana, donde Don Quijote se enfrentó a los famosos “gigantes”. Este pueblo disfruta de la imagen más famosa de La Mancha gracias a los molinos de viento. Allí podremos encontrar 10 molinos, de los cuales solo tres son los que conservan aun sus mecanismos originales del siglo XVI, el nombre de estos son Burleta, Infanto y Sardinero. Todos los molinos tienen nombre y uso.

Tras realizar esta visita, acudiremos a  El Toboso, tierra de Dulcinea, el amor del Quijote. Allí deberemos visitar de forma obligada el Museo Cervantino, donde encontraremos diversas ediciones especiales de la novela que hizo famoso al pueblo.

Siguiendo dirección al sur, llegaremos a Ossa de Montiel, donde se localizan dos de las aventuras más famosas del libro: la cueva de Montesinos, donde Don Quijote desciende a través del tiempo, y el castillo de Rochafrida.

Desde aquí nuestro camino  llega al castillo de Montizón, en Villamanrique. Este castillo es el que mejor se conserva de todo el Campo de Montiel. Este castillo fue una fortaleza muy importante durante la época medieval que contaba con fuertes y gruesos muros.

La silueta de Valdepeñas y su iglesia de los Trinitarios se convierte en una visita obligada a realizar, continuando de manera posterior por el cauce del río Acer, por donde llegaremos a Almagro, un importante conjunto histórico-artístico que cuenta, entre otros muchos puntos de interés, con su plaza Mayor y un impresionante Corral de Comedias.

Uno de los lugares recomendados para visitar es el Parque Nacional Tablas de Daimiel, a sólo cuarenta kilómetros, donde además de disfrutar de una espectacular reserva natural, encontraremos un área de servicio para autocaravanas. Cabe destacar, que es necesario reservar plaza con antelación para poder contar con el servicio de estacionamiento de autocaravanas.

Nuestra siguiente parada está en Puertollano, pueblo que destaca por su arquitectura industrial relacionada con la minería.

Regresando de nuevo a los molinos de Campo de Criptana, llegamos a nuestro destino final, Argamasilla de Alba, lugar mundialmente reconocido gracias a Cervantes. En este pueblo se encuentra la cueva de Medrano, donde se dice que Cervantes comenzó a escribir El Quijote.

 

Dejar comentario